Todo lo que necesitas saber sobre dormir de cucharita

Ya sea que se trate de representaciones en películas o conversaciones cotidianas entre amigos, dormir de cucharita a menudo encabeza la lista de posiciones para dormir de las parejas.

Ya sea que se trate de representaciones en películas o conversaciones cotidianas entre amigos, dormir de cucharita a menudo encabeza la lista de posiciones para dormir de las parejas.

Sigue leyendo para obtener toda la información que quieres saber sobre dormir en esta posición.

¿Qué significa dormir en cucharita con tu pareja?

Si dicen que el lenguaje corporal dice mucho de nosotros, el lenguaje no verbal también está presente cuando dormimos. De acuerdo con Paty Wood, una experta en lenguaje corporal con muchos años de estudio en el tema, explica en una de sus obras que esta posición dice mucho de una relación, pues demuestra una dinámica en la que una de las dos personas es más protectora que la otra. Además de que su significado tiene que ver con una gran atracción sexual hacia la pareja. Aunque te sorprenderá saber que sólo entre 15 y 18% de las parejas adopta la cucharita.

Así mismo, otro especialista en el tema, Sergio de Camargo, afirma que la persona que es abrazada sienta una gran seguridad y confianza. 

¿Cuáles son los beneficios de dormir en posición cucharita con tu pareja?

Dormir en esta posición no es solo una forma de sentirse cerca de una pareja, en realidad está vinculado a una gran cantidad de beneficios para la salud.

Libera hormonas para sentirte bien

Se dice que la oxitocina, conocida cariñosamente como la sustancia química del abrazo o la hormona del amor, se libera cuando dos personas duermen de cucharita. También lo es la dopamina y la serotonina.

La hormona oxitocina puede promover la vinculación y se asocia con una serie de otros beneficios, incluido el alivio del dolor y el estrés.

La dopamina, mientras tanto, aparece a través de acciones gratificantes. Y la serotonina puede ayudar a regular todo, desde el estado de ánimo hasta el apetito y el sueño.

Puede ayudarte a dormir

Si tienes dificultades para dormir, algunos estudios sugieren que la oxitocina puede desempeñar un papel beneficioso, especialmente para aquellos con afecciones como la apnea del sueño.

Aún no se entiende por qué ni cómo, pero vale la pena recordarlo.

Es relajante

Se dice que la cuchara ayuda al sistema nervioso a relajarse y a reducir la presión arterial, lo que permite que las personas se sientan tranquilas.

Aumenta la intimidad

Suena obvio, pero estar cerca de tu pareja puede mejorar el vínculo, tanto físico como emocional, entre ustedes.

De hecho, esta es la razón por la que muchas parejas nuevas pueden optar por adoptar esta postura en la cama todas las noches.

¿Es una cosa de sexo?

No necesariamente. A algunas personas simplemente les gusta irse a dormir en esta posición y no lo asocian con el sexo.

Pero, si ambas personas se sienten cómodas, la intimidad de la cucharita puede conducir a actos sexuales. Cucharear es una gran posición cuando no tienes mucha energía. Esta posición puede requerir un pequeño ajuste en las posturas de ambos, especialmente si tienen alturas completamente diferentes.

Cómo hacerlo

La mejor manera de describir la cucharita es acostarse de lado y envolver a tu pareja en un gran abrazo, con tu brazo descansando sobre su cintura.

O, si estás dándole tú la espalda a tu pareja, será esta quien te abrazará.

Estarán mirando hacia la misma dirección, por lo que no podrán verse las caras, pero la posición aún les permite acercarse el uno al otro.

En cuanto a las piernas, haz lo que te resulte cómodo.

También, es un estereotipo que la persona más alta asume el papel de abrazar a la otra persona, pero no existe una regla estricta. Es simplemente una cuestión de preferencia. 

¿Qué tan cómodo es dormir en esta posición?

Honestamente, si llevan mucho tiempo durmiendo juntos o abrazados en cucharita puede resultar incómodo. El cuello y los brazos pueden doler y sentirse entumecidos, sin mencionar el calor producido por dos cuerpos calientes.

No es inusual cambiar de posición después de una hora o dos. Pero si deseas pasar la noche, intenta mover los brazos a una posición más cómoda.

También puedes colocar una almohada debajo de las extremidades para evitar dolores y molestias.

Es hora de cambiar de posición si …

Por mucho que cucharear puede significar un breve o largo momento de cariño, la posición también puede tener sus desventajas.

Se te ha dormido el brazo

Si eres quien abraza, despertarás con un brazo dormido. El peso de un cuerpo humano sobre un brazo durante varias horas seguidas puede restringir el flujo sanguíneo, lo que indudablemente conduce al entumecimiento.

Necesitas más espacio para respirar

Algunas personas simplemente no pueden dormir abrazadas o ‘‘pegadas’’ con otras. Tienen la necesidad de estirarse.

Dado que el sueño es tan vital, no hay vergüenza en acostarse de una manera que se sienta cómoda.

Si tu pareja se molesta por no querer dormir en esa posición, habla con ella. Quizás pueden optar la cucharita por unos minutos cada noche para mantener la cercanía.

Estás demasiado caliente

En el invierno, cucharear puede ser una experiencia agradable y cálida. Pero cuando llegan los meses más calurosos, rápidamente puede volverse sudoroso e insoportable.

Necesitar espacio durante la noche es un tema que debes platicar con tu pareja. 

Comentarios finales

Cuando se trata de dormir junto a tu pareja, tocarse de cualquier manera puede fortalecer el vínculo.

Aunque cucharear se considera la forma más popular de intimidad nocturna, no es del gusto de todos.

Una variación de la posición clásica puede ayudar. Pero, si no es así, opta por la que te resulte más cómodo a ti y a tu pareja.

¡Suscríbete al club!

¡La vida en pareja es divertida!

chill

¿Buscas música para dormir profundamente? ¡Checa esto!

Los padres saben por experiencia que las canciones de cuna y los ritmos suaves pueden ayudar a los bebés a conciliar el sueño. La ciencia respalda esta observación común, mostrando que los niños de todas las edades, desde bebés prematuros hasta niños de escuela primaria, duermen mejor después de escuchar melodías relajantes.